1800 millimeters is the size of my bed

Emi Anrakuji

Emi Anrakuji es una fotógrafa japonesa obsesionada por el cuerpo humano en su forma más íntima que tras largos largos periodos de hospitalización debido a un tumor cerebral, su creatividad se vio ralentizada durante más de una década.

Esta serie fotográfica es el reflejo de esa época.

Es el resultado  de largos períodos de hospitalización. Después de graduarse en la escuela de arte en Tokio en los años 80, Anrakuji sufrió un tumor cerebral que le impidió desarrollar su creatividad durante más de una década. Durante largos periodos de tiempo tuvo que estar convaleciente en cama. Esta serie fotográfica es el reflejo de esa época.

El uso constante de su propio cuerpo desnudo ha hecho que algunos describan la fotografía de Emi Anrakuji como erótica, sin embargo la artista insiste en que se trata de todo lo contrario, la artista insiste en lo contrario. Esas interpretaciones demuestran una tendencia a posicionar el cuerpo desnudo de la mujer como un objeto sexual, reflejando una deriva androcéntrica interiorizada. Hay además en Emi, cierta inclinación a simplificar problemas de sexualidad y género en primeros planos de obras de arte realizadas por mujeres. Por esta razón, se echa de menos la falta de representación de la mujer en historias fotográficas androcéntricas, a pesar del hecho de que la fotografía en comparación con otros medios,  ha sido históricamente más accesible a la mujer. Según Anrakuji, a la hora de interpretar la fotografía no occidental surgen una serie de problemas derivados de la falta de conocimiento de esta expresión en la actualidad. Las representaciones del arte japonés son criticadas por utilizar el exotismo y la descontextualización. Para abordar estos problemas, presentamos 1800 milimetres is the size of my bed que refleja la identidad compleja de Anrakuji. Frente a estas interpretaciones erróneas de su trabajo, Anrakuji, deconstruye estratégicamente el género y la sexualidad, y los utiliza para adentrarse en problemas más  profundos que tratan la identidad y existencia humana. Paralelamente, surgen problemas para interpretar la fotografía no occidental; por la falta de conocimiento de esta expresión fotográfica en la actualidad, así considera Anrakuji, que las representaciones del arte Japonés, son criticadas por utilizar el exotismo y la descontextualización. Para  abordar estos problemas, presentamos este trabajo que refleja  la identidad compleja de Anrakuji en su serie más reciente 1800 millimeters is the size of my bed. Frente a estas interpretaciones erróneas de su trabajo, Anrakuji, deconstruye estratégicamente el género y la sexualidad, y los utiliza para adentrarse en problemas más  profundos que tratan la identidad y existencia humana.

 A través de la objetivación del cuerpo humano en continuas imágenes, Anrakuji encarna varias dualidades relacionadas con género, sexualidad y humanidad. Su trabajo deliberadamente subvierte las reglas  sociales, forzando al espectador a confrontar la especificidad socio-histórica de estereotipos atribuidos al cuerpo humano. Este análisis no solo permite un entendimiento más preciso de la obra de Anrakuji (que refleja visiones más amplias en la exploración de la fotografía contemporánea japonesa), sino  también aspira a conocer y compartir  fotografías de mujeres no occidentales con un análisis de contexto similar.

Blanca SotoPHotoESPAÑA 2017