Eduardo

Chillida Belzunce

Eduardo Chillida Belzunce nace en San Sebastián el 15 de marzo de 1964. Hijo del escultor Eduardo Chillida Juantegui. Desde bien pequeño Eduardo muestra interés por el arte. Ya que a cuatro años realizó su primera escultura, que nos muestra, más que la habilidad, su visión plástica. Estudió en Escuela de Artes de Deba, en el Círculo de Bellas Artes y también en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid, comienza a dedicarse primero a la escultura y posteriormente también a la pintura. Esculpe en piedra, alabastro, terracota y bronce.

Cuando pinta, él reproduce un espacio que no suele ser una reflexión precisa de la realidad, sino un ambiente manejado a su antojo. Una visión particular que está llena de percepciones espaciales, escultóricas o arquitectónicas. Las varias visiones que crea, llenas de color, luces y sombras, son una invitación para el espectador.

En la escultura, el color no es una dominante, lo son las formas, los gestos, las posturas y las texturas. Las figuras masculinas son recias, poderosas y sugerentes. Son cuerpos sosegados, seguros y con una presencia tranquila. Las manos, en diferentes posiciones, son también poderosas y muy masculinas. Las mujeres son más finas y la postura que adoptan, manifiesta, al igual que los hombres, una sensación de relajo. Eduardo no utiliza modelos para esculpir, son las imágenes guardadas en la memoria y los conocimientos del cuerpo humano a recrear las figuras en terracota o en bronce.

En fin, Eduardo Chillida Belzunche prefiere los lugares en pintura, hombres y mujeres en escultura.

Conoce más sobre Eduardo Chillida Belzunche

Exposiciones individuales

  • 2011 – «De Lugares y Hombres»
  • 2003 – «Con las Dos Manos»

Exposiciones colectivas

Blanca SotoEduardo Chillida Belzunce